mar. Sep 22nd, 2020

LILIANA IBAÑEZ NO BAJA LA GUARDIA, “LOS PRÓXIMOS SERÁN MIS JUEGOS OLÍMPICOS”

*Continúa sus entrenamientos desde casa

*Lista para dar la marca olímpica en noviembre  

León, Gto; Mayo del 2020.- “Los próximos Juegos Olímpicos serán mis Juegos Olímpicos, llámese Tokio, llámese Paris, yo voy a estar ahí”; señaló enfática la nadadora más veloz de México, Liliana Ibáñez, quien se vislumbra en la justa más importante del mundo pese a la pandemia del COVID-19.

Lilí no ha bajado la guardia y en apego al confinamiento montó un gimnasio en su casa para realizar sus entrenamientos “me he mantenido en forma”; aseguró a la prensa estatal y nacional en su primera conferencia virtual convocada por la Comisión de Deporte del Estado de Guanajuato, CODE a través de la plataforma Zoom y transmitida por Facebook Live.

El Director General de CODE, Isaac Piña Valdivia; acompañó virtualmente a la nadadora quien se conectó desde la Ciudad de México donde  está bajo el cuidado de su médico y de su fisioterapeuta quienes dan seguimiento a su bienestar y a la recuperación de la operación de su hombro.

La nadadora aceptó que debido a la aparición del COVID-19, su programa de entrenamiento rumbo a Tokio 2020, se retrasó un año, sin embargo para ella este tiempo es favorable “esto llega cuando estaba mejor preparada. Ya estoy donde quería estar antes de mi operación, estoy de vuelta y todo es ganancia”.

“Todo se pospone un año y obviamente dentro de esta planificación nosotros nos vamos a adaptar”, aún cuando su fecha para dar marca a Tokio sería en el campeonato internacional de natación Mare Nostrum de Mónaco en el 2020, ajustan su programa de entrenamiento para dar la marca en noviembre o diciembre.

Liliana buscará su clasificación en las pruebas de 100 y 50 metros libres. Sus tiempos actuales son de 25’15 y 55’39,  mientras que las marcas de FINA están establecidas en 24’77 y 54’38.

Aunque continúa firme en su sueño olímpico acepta que el confinamiento ocasionado por el COVID-19, la ha hecho reflexionar y aceptar en la posibilidad de que no se lleven a cabo los Juegos Olímpicos de Tokio, “no me queda más que abrirme a cualquier posibilidad porque es real. Yo creo que si se van a llevar a cabo los Juegos Olímpicos es porque no habría riesgo. Ni el Comité Organizador Internacional, ni las federaciones, ni nosotros nos arriesgaríamos. Si hay Tokio 2021 es porque va a ser seguro”.

Liliana Ibáñez, apenas hace una semana dejó la alberca como medida de protección. Sin embargo continúa la intensidad de su entrenamiento con spinning, gimnasio para mantener su fuerza y flexibilidad. El sueño olímpico, su equipo de entrenadores y su familia son la principal motivación de su entrega diaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *